5 rutas en bicicleta de carretera para conocer Girona

Descubre increíbles rutas en bicicleta de carretera para hacer durante tus vacaciones en Girona

Que Girona es el paraíso del ciclismo ya no es ningún secreto. Ciclistas profesionales pasan largas temporadas en la ciudad y turistas de todo el mundo vienen en busca de buen tiempo y rutas increíbles.
La situación privilegiada de Girona, a medio camino de la Costa Brava y el Pirineo, hace que la variedad de paisajes y rutas de ciclismo sea infinita, aptas para todos los niveles. Además, esto ha fomentado un ambiente ciclista muy genuino en la ciudad.
Por ello, en hoy os vamos a indicar algunas de nuestras rutas preferidas de ciclismo de carretera y que podéis encontrar en nuestro perfil de Komoot:

Una ruta de bici de carretera clásica de Girona, también conocida como Hincapie Loop en honor al ex ciclista profesional George Hincapie, uno de los primeros que descubrió Girona como un lugar perfecto para vivir y hacer ciclismo.
El Pont de Pedra, en medio del Barri Vell, es el inicio emblemático de la ruta incluso para los ciclistas profesionales. Una vez sales de Girona llega la primera subida a Els Àngels, una de las más famosas de Girona. No es demasiado larga ni fuerte, ideal para entrar en calor. Coronado el puerto, desciendes hacia el Empordà con sus encantadores pueblecitos medievales como Monells, sitio perfecto para hacer una parada y tomar un café.
Con las energías renovadas, llega la subida a Santa Pellaia, muy popular entre los ciclistas profesionales por su gradiente suave y constante. Es un poquito más larga que Els Àngels pero parecida en dureza. El descenso, rápido y divertido, te conduce hacia Cassà de la Selva.
El último tramo hacia Girona es llano y transcurre entre carreteras generales. Una de las rutas de ciclismo de carretera más icónicas, no demasiado larga e ideal para disfrutar de los paisajes del espacio natural de Les Gavarres.

Una ruta para hacer en bicicleta muy bonita y exigente: Rocacorba es una de las montañas más duras de Catalunya, con desniveles de hasta el 15% y muchos tramos por encima del 10%. Debido a su dureza, es habitual encontrar ciclistas profesionales, incluso el equipo Garmin lo utilizaba como banco de pruebas para analizar el rendimiento de sus corredores.
El puerto empieza suave hasta el kilómetro 5, momento en que aparecen los primeros desniveles del 10%. Después de un kilómetro con una media del 8,2% llega un pequeño descanso, perfecto para coger aire para lo que vendrá: del kilómetro 7 al 11 el desnivel medio se mantiene alrededor del 10% con picos del 15%. En el kilómetro 11 llega otro descanso que ayuda a afrontar el último kilómetro.
El esfuerzo encima de la bicicleta vale la pena: cuando coronas la cima, la panorámica es espectacular. Arriba encontrarás el santuario de la Mare de Déu de Rocacorba, encima de un peñasco con unas vistas espectaculares del macizo del Cap de Creus, el Canigó, Collsacabra, Montseny, les Gavarres o las Illes Medes.

Saliendo de Girona con tu bicicleta de carretera, ve dirección a Les Serres, dentro del espacio natural de La Vall del Llémena. Les Serres es una carretera secundaria muy bonita y con dos repechones con desniveles suaves. Una vez llegas a Amer, haz un desvío para dirigirte a Sant Martí Sacalm. La subida, también conocida por los locales por la subida de los bomberos, por la cercanía al parque de bomberos, empieza con una pendiente pronunciada. La parte más dura del inicio dura aproximadamente un kilómetro. Una vez superado el sector más duro de la ascensión, el pendiente disminuye, pero se mantiene siempre alrededor del 7%.
Aunque la mayor parte del ascenso está rodeado de árboles, a veces aparece algún sector con buenas vistas. La pendiente es constante y se puede mantener una cadencia de pedaleo constante en la bicicleta. Una vez superado el ecuador llegas a la Font de la Teula, donde podrás llenar los bidones en caso de necesidad.
En la parte final los árboles empiezan a desaparecer y, de golpe, aparece el imponente Far. Aunque ya se empiezan a vislumbrar las primeras casas, no es momento de confiarse: aún falta sufrir un poco más encima de la bicicleta para terminar el par de kilómetros que quedan para coronar. Arriba disfrutarás de unas vistas muy bonitas del peñasco y alrededores antes de descender por la misma carretera y dirigirte de vuelta a Girona.

Para los que les gusta rodar en bicicleta con vistas al mar, esta es la ruta ideal. Sal de Girona dirección Cassà de la Selva. Terminado el llano, te adentrarás en el massís de l’Ardenya, también conocido como massís de Cadiretes.
La subida a Sant Grau es de unos 9 kilómetros con un desnivel medio del 7%. La bajada es bonita, con curvas cerradas. Una vez llegas a Tossa de Mar, circularás por la icónica carretera GI-682 hasta Sant Feliu de Guíxols. Este tramo transcurre entre peñascos y el mar, con unos paisajes preciosos y una carretera muy bonita.
Llegado a Sant Feliu, dirígete hacia Palamós, lugar donde girarás dirección Calonge i la Bisbal de l’Empordà. Este tramo de vuelta hacia Girona transcurre en medio del espacio natural de Les Gavarres.


Saliendo de Girona coge la carretera dirección Santa Coloma de Farners. Antes de llegar, pasarás por la carretera secundaria de Brunyola, muy tranquila, bonita y con un ligero desnivel. En Santa Coloma de Farners empezarás la ascensión, prácticamente sin tráfico desde la construcción del Eix Transversal.
La subida es de 14 kilómetros, pero asequible. Una vez alcanzado Sant Hilari, empezarás la bajada hacia Osor. El descenso es muy agradable, rodeado de bosque. En invierno se debe vigilar ya que toca poco el sol y, debido a la altitud, algunas partes pueden estar húmedas. Una vez llegas a Anglès, coge la carretera de Las Serres dirección Girona.
Una de las rutas de ciclismo de carretera más tranquilas, ya que transcurre mayormente por carreteras secundarias y con poco tráfico.

Estas 5 rutas son solo un pequeño ejemplo de la variedad de carreteras y paisajes que puedes encontrar en los alrededores de Girona. Si eres un amante del ciclismo de carretera y quieres conocerlo de primera mano, coge el maillot y el casco y ven a descubrirlo.